El lector divertido

El Lado Positivo de Leer

«Leer  es válido sólo sí te aporta conocimientos»

Estoy totalmente de acuerdo con ese pensamiento.

¿Leer un libro de economía? Aprendes economía

¿Leer un libro de física? Aprendes física

¿Leer un libro sobre un león una bruja y un  ropero? Mmm

Cada vez hay más personas que entienden que leer sobre fantasía, ficción o aventura es algo útil para estimular la creatividad, la imaginación y la capacidad de generar ideas. Pero aún existe un porcentaje de personas que creen todo lo contrario ¿Por qué?

Porque para estás personas la creatividad o cualquier cosa relacionada con el hemisferio derecho es una pérdida de tiempo.

Vivir en las nubes.

Soñar despierto. ¡Léete algo que mejore tu vida! Te gritan.  Pero ya la está mejorando, piensas, éste libro es fantástico.

Y ..hay que aceptarlo, en algunos momentos te da pena que vean la portada del libro que estás leyendo, tal vez sea un libro de romances o con un título muy extraño.

Recuerdo la vez que necesitaba leer Memorias de un amigo imaginario. Leí una reseña y me encantó. Dispuesta a comprarlo lo busqué en cada librería que se cruzaba en mi camino. Aún recuerdo la expresión de la dependienta de la primer librería a la que fui… me mando a buscarlo a la sección infantil.

Después de eso me preguntaron si era un libro de alguna editorial que se dedicaba a  libros de kinder. También me mostraron uno que decía algo como «Yo y mi amigo imaginario» y era un libro de ejercicios para niños, del tipo unir puntos. ( Hasta la fecha no he entendido que relación tenía ese título con el supuesto contenido del libro).

Todo eso sin incluir las miradas extrañas que me lanzaban.

Pero todo eso se reduce a una sola cuestión: ¿Es importante para mí?

«No quiero que piensen que ando en las nubes» por leer este o aquel libro.

Tan solo la idea de tener la desaprobación del resto de personas nos puede hacer devolver un libro a la estantería de una librería.

Por suerte para los que realmente disfrutan de los libros, está opinión bizarra de los demás nos importa muchísimo menos que un león una bruja y un ropero.  Y por el mismo motivo leí ese libro entre clases y lo lleve en la mochila por lo menos una semana después de haberlo terminado. ¿Una universitaria con un libro para niños? Bah, recuerdo que lloré en el final y estaba tan metida en la historia que me valió un pepino que alguien me viera

De todas formas siempre nos vamos a topar con frases del tipo: «A ver, dime en qué te sirvió leer crepúsculo» Y es completamente normal. Si evalúas con ojo crítico la historia, no te aporta datos específicos sobre la presión atmosférica o algo así.

Pero te aporta algo más, te ayuda a entender otros tipos de opiniones y perspectivas incluso  sobre inteligencia emocional

¿a qué no te lo esperabas verdad?

La Inteligencia emocional trata sobre aquello que nos hace humanos. Lo que nos hace distintos a retener información como un ordenador. Lo que nos permite plantearnos en la situación hipotética y decir: «No me atrevería a lastimar a mi papá diciéndole las mismas dolorosas palabras que le dijo mi madre al abandonarlo» o pensar ¿en serio dejarías todo, hasta el significado de ser humano por alguien más? ¿qué tanto control ejercerían sobre mí? ¿cambiaría mi aversión a la sangre, si ésta brillara?

Esa inteligencia es la que nos permite explorar entre opciones y situaciones distintas evaluando posibilidades.  Y ni siquiera lo notamos.

Leer un libro es ver desde un punto de vista completamente diferente muchas de esas situaciones, no siempre estamos de acuerdo con él o la protagonista. Y muchas veces tenemos más información que el mismo personaje, y sin embargo tomaríamos la misma decisión.

Y esa no es la mejor parte.

Con el tiempo, vamos cambiando y generando una visión distinta del mundo. Es como si retocáramos matices que nos hacen darnos cuenta de más detalles, de más aspectos, de evaluar y de valorar. Por este motivo, cuando uno vuelve a leer un libro, le damos significados distintos.

Es por eso, que cuando crepúsculo se volvió tan popular todos se declaraban fans leales sobre los libros, las películas y la autora. Y cuando ese público empezó a cambiar, los fans empezaron a desaparecer misteriosamente. (muchos estaban avergonzados de haber leído los 4 libros y de haber visto las 5 películas)

Pero es parte de tu personalidad, es como una maleta, mete en ella cada libro, serie, película o canción que te han marcado de alguna manera, te han hecho reír, enojarte o llorar.

Son parte de ti y no puedes negar de ello o negarías algo de ti.

Así que si fuiste fan de crepúsculo o cualquier libro que ya no sea una novedad. No te avergüences, es más, vuélvelo a leer.

Y  Alégrate, porque perteneciste a un grupo VIP de personas que estimularon sus emociones y quién sabe, hasta su inteligencia emocional junto con muchas, muchas personas más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *