El lector divertido

RETOS DE LECTURA 2020 ¿SÍ O NO?

Metas de lectura.

 

Con el inicio de este año observé que muchos lectores publicaban los libros que querían leer este año. Algo así como un reto de lectura. Y hubieron muchas personas que respondian con comentarios del tipo «Leer es por placer y no obligación» «Si solo piensas en los números no estás disfrutando leer» «No debería ser forzado»

Así que me pareció una buena idea comentar el caso.

Para empezar la idea detrás de estos retos es fomentar la lectura, no perder el hábito de leer y superar los libros leídos de años anteriores.

 

Y muchas, muchas webs mantienen una barra que va midiendo que tantos libros llevan leídos y si están por superar la meta. Para las personas que ya son lectores formados ver estás barras es un incentivo para seguir leyendo. Es una palmadita a ellos mismos, no significa que intentan leer más rápido sin disfrutar el libro solo para cumplir con el numerito.

De hecho la mayoría de los retos son sólo para incentivar, no para generar ansiedad.

Ahora, todo puede tener un mal enfoque. Una manera de torcer este reto para llevarlo a cabo pero sin pasar por los beneficios por los que se creó, sería subir la barra muy alto.

Esto significa que si leo 70 libros (casual) al año y el siguiente año lo subo a 140 libros. Es muy probable que los libros se lean a la carrera. Y generen estrés o ansiedad.

Pero si leo 70 libros al año y sé que toda la mitad de ese año he estado demasiado en las redes sociales y quiero evitarlo. Entonces puedo ponerme un reto de libros para motivarme y cambiar algunos hábitos.

Los lectores que ya llevan un número de lecturas promedio, se  auto analizan y se ponen a pensar en sus tiempos. A lo mejor se dan cuenta que tienen tiempos muertos entre clases o mientras esperan para hacer trámites.  Podrían dedicar ese tiempo a leer. Y es entonces cuando el reto se ejecuta cómo originalmente surgió: Para enriquecer tu vida lectora.

Sin estrés ni ansiedad.

Superar un reto sin obtener beneficios no es superar el reto. Es truncarlo. Si vas a obtener desventajas al hacerlo, entonces no lo realices.

Cada persona debe tener claro y acorde a su situación sus metas lectoras. Algunos ni los tienen.

Personalmente en 2019 se me hizo interesante llevar el conteo de lecturas, este año lo haré también y quién sabe, a lo mejor el siguiente uso un reto de lectura.

¿Tú usas el método de retos para leer más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *