• El lector divertido

    La Caja de Cristal

    La caja de cristal era una caja preciosa, con hendiduras y florituras que descomponían la luz. Camila amaba esa caja, nunca la había abierto pues no era necesario, ya que desde el exterior podías observar lo bella que era y bueno, de paso mirar que adentro no había nada. La caja parecía irradiar luz propia y Camila se pasaba horas y horas fantaseando sobre su amada caja. Un día sin embargo la caja se rompió, y con el crujido del cristal algo se rompió dentro de la niña. Sus padres, alarmados por sí ella se cortase, se acercaron apresurados. Pero Camila solo miraba horrorizada la situación. El gato, que había…